La Economía del Bien Común. El movimiento económico que quiere cambiar Europa

He tenido la grandísima suerte de entrevistar a Christian Felber, creador de este revolucionario sistema económico que, para nada, se alimenta de la ilusión o de la esperanza. Felber demuestra en su libro “La Economía del Bien Común” (Deusto), que otra organización es posible, que podemos cambiar eso de competir por la costumbre de cooperar, y que su modelo daría tan buenos resultados que mejores salarios y pensiones estarían siempre garantizados. El afán de lucro y la competencia son, para Felber, dos de los grandes vicios de nuestro sistema económico, que además describe como “completamente absurdo”.

Os dejo aquí algunas de sus frases:

«Puede parecer un disparate, pero lo que pretendemos es desmontar por completo el modelo imperante y conseguir que sean las relaciones humanas, como la honestidad, la confianza, el respeto… las que conformen la base de toda actividad económica».

«La gente que piensa que este sistema es ilógico está equivocada y por eso he venido a demostrarlo. Lo que pretende el movimiento del bien común es resolver las contradicciones presentes en el panorama actual, modificando los comportamientos erróneos por conductas acertadas para maximizar el beneficio».

«El dinero puede mantenerse siempre como medio para satisfacer las necesidades, pero no debe ser el objetivo básico. Por ejemplo, una compañía será exitosa si sus empleados ganan el suficiente dinero como para cubrir sus necesidades básicas con sus sueldos».

Puedes leer aquí el artículo completo

“Muchas mujeres siguen mostrando el escote para triunfar en el trabajo”

 

Entrevisté hace algunas semanas a Rosetta Forner, psicóloga, coaching personal y -como ella se define- “entrenadora del alma”. Como ledije a ella misma durante nuestra amena charla, cuando recibí su libro, “Las damiselas son de Venus y las reinas son del planeta que les da la gana”, me dio cierta pereza leerlo, pues esperaba encontrar la típica historia de amor o el manido manual de autoayuda femenino sobre cómo triunfar en el amor. Para nada. Rosetta me enganchó desde el primer momento y logró que en poquísimos días hubiera devorado su libro.

Pero mi charla con ella fue aún más interesante. Sin cortarse un pelo, Rosetta me habló del “nuevo machismo”, de cómo considera que las mujeres tenemos la culpa, llevando a cabo conductas como las de “enseñar el escote para triunfar” o “masculinizarse” en el trabajo para equipararse a los hombres.

En este enlace tenéis lo que me contó… la entrevista no tiene desperdicio…

Nace El Huffington Post

Ya podemos visitar la versión española del exitoso diario americano Huffington Post, dirigido en España por Montserrat Domínguez. Reconozco que entro con cierto recelo por  lo leído en el blog de José Luis Orihuela y en cuyo post me llama la atención la siguiente frase: “Es un modelo en el que casi todos ganan, salvo los periodistas y el periodismo”.

Sin embargo, me he llevado una grata sorpresa al encontrar a articulistas de lujo, como Emilo Onteveros o Alberto Garzón, en lo que conforma una especie de contenedor de lujo en el que se mezclan firmas de todo tipo. Sí, creo que es así como lo definiría, como un contenedor que, bien hecho y estructurado, puede tener bastante éxito y “cazar” a lectores ávidos de nuevas fórmulas e historias distintas. El Huffington va a ser, casi seguro, un duro competidor en este mercado ya por sí difícil.

Me comentó un compañero que en El Huffington trabajan unos diez redactores, con lo que, por mi experiencia en este mundillo, imagino que se pasarán el día volcando contenidos, subiendo vídeos o haciendo galerías de fotos. Esperemos que, poco a poco, en El Huffington haya hueco para buenas historias periodísticas y exclusivas. Habrá que esperar.

Especialízate o muere

Profesionalmente hablando, claro. He oído muchas veces (y comparto al 100% esta opinión) que en la especialización está la clave del éxito. Está en crear nuestra marca personal, en ofrecer algo. En ser diferentes. Así lo dice Noelia Ruíz  en este post, en el que habla de cómo no dejar a nadie indiferente y dejar huella.  Escuché hace poco a Yoriento hablar en una conferencia de cómo, en el caso del periodismo, «no eres nadie si no te especializas. La gente no busca periodistas en general, busca periodistas económicos, especializados en libros, en música…».

Estoy totalmente de acuerdo. Pero, ¿qué hacemos si no podemos especializarnos? Si somos periodistas de todo y, en general, nos dedicamos a contar historias, ya sean empresariales, sociales o políticas? No sé, no me queda claro cual es nuestra puerta de salida a un mundo que busca a quien le aporte lo distinto. Yo puedo aportarlo, mediante mi forma de escribir, de contar cosas y, precisamente, porque las historias que cuento suelen ser diferentes. Pero no dejan de enmarcarse dentro de un periodismo genérico en el que cabe casi todo.

Y yo me pregunto…¿no es eso también ser diferente? ¿No es ser profesional? Es decir, supongo que un periodista capaz de tocar varios palos puede ser valorado del mismo modo que un periodista que solo toca uno… No sé, son las dudas que me plantea esta compleja carrera… «Especialízate o muere». Yo no quiero morir…tampoco como periodista.

#NomascrimenpagadoenTV. Fin a la delincuencia en televisión

La semana pasada publiqué en Abc.es una interesante y necesaria inciativa promovida por el periodista Pablo Herreros, conocido por haber promovido la polémica fuga de anunciantes de «La Noria» tras la entrevista del porgrama a la madre de «El Cuco» y que se ha saldado con la cancelación indefinida del espacio de Telecinco. Pablo es un tipo coherente, comprometido y buen periodista. De esos que siguen defendiendo esta cada vez más deteriorada profesión.

Todos deberíamos firmar esta iniciativa para poner freno, de una vez por todas, a la compensación económica a delincuentes condenados y a su entorno. No puede ser que personas como Rosalía García (Madre de «El Cuco») se lo lleven crudo disculpando en pleno “prime-time” a un condenado por encubrimiento.

Aquí os dejo el enlace de mi artículo en ABC en el que explico en qué consiste #NomascrimenpagadoenTV, así como el enlace para que la firméis. Ánimo!

«Nuestros hijos no pueden crecer viendo que ser delincuente merece la pena»

Firma aquí la petición